“La escucha es el primer paso del servicio devocional”

COMENZAR
3 mins lectura

El comienzo del proceso de conciencia de Kṛṣṇa y del servicio devocional lo constituye el oír, que en sánscrito se llama śravaṇam. Todo el mundo debe tener la oportunidad de unirse a los grupos devocionales, para así poder oír. Oír es muy importante para progresar en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa. Cuando ocupamos los oídos en la recepción auditiva de las vibraciones trascendentales, podemos purificarnos y limpiarnos el corazón rápidamente. El Señor Caitanya afirma que este proceso de oír es muy importante. Ello limpia el corazón del alma contaminada, a fin de que pronto pueda ser apta para ingresar en el servicio devocional y comprender el proceso de conciencia de Kṛṣṇa.

En El Garuḍa Purāṇa se expresa muy bien la importancia de oír. Se dice ahí:
“El estado de la vida condicionada en el mundo material es como el de un hombre que yace inconsciente por haber sido mordido por una serpiente. Se dice esto porque ambos estados inconscientes pueden terminar con el sonido de un mantra“.
Cuando a un hombre lo muerde una serpiente, no muere en el acto, sino que primero queda inconsciente y permanece en una condición comatosa. Cualquiera que esté en el mundo material también está dormido, porque ignora su yo verdadero, o su deber verdadero, y su relación con Dios. Por lo tanto, vida materialista significa que uno ha sido mordido por la serpiente de māyā, la ilusión, y así pues, sin conciencia de Kṛṣṇa, uno está casi muerto. Ahora bien, el supuesto hombre muerto, que ha sido mordido por una serpiente, puede ser vuelto a la vida con el canto de cierto mantra. Existen cantores expertos en esos mantras que pueden realizar la hazaña. De manera similar, podemos ser llevados de nuevo al plano de conciencia de Kṛṣṇa desde el estado mortal y de inconciencia que es la vida material, si oímos el mahā-mantra: Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare¯ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare.

En el Cuarto Canto de El Śrīmad-Bhāgavatam, Capítulo Veintinueve, verso 40, Nārada Muni le explica al rey Prācīnabarhi la importancia de oír hablar de los pasatiempos del Señor:
“Mi querido Rey, debemos quedarnos en un lugar en donde los grandes ācāryas [santos maestros] hablan de las actividades trascendentales del Señor, y debemos dar recepción auditiva al nectáreo río que fluye de los rostros de luna de esas grandes personalidades. Si alguien continúa oyendo ansiosamente esos sonidos trascendentales, ciertamente que quedará libre de toda el hambre, la sed, el temor y las lamentaciones materiales, así como también de todas las ilusiones de la existencia material”.

Śrī Caitanya Mahāprabhu también recomendó este proceso de oír, como medio para conseguir la autorrealización en la actual época de Kali. En esta época es muy difícil seguir minuciosamente los principios regulativos y los estudios de los Vedas que se recomendaban antes. Sin embargo, si damos recepción auditiva al sonido que profieren los grandes devotos y ācāryas, tan sólo eso nos librará de toda la contaminación material. Por lo tanto, Caitanya Mahāprabhu recomienda que simplemente oigamos a las autoridades que son verdaderos devotos del Señor. Oír a los profesionales no nos ayudará. Si oímos a los que están verdaderamente iluminados, entonces los nectáreos ríos, como los que fluyen en el planeta Luna, fluirán hacia nuestros oídos. Ésa es la metáfora que se usa en el verso anterior.

Como se indica en El Bhagavad-gītā:
“Una persona materialista puede renunciar a sus anhelos materiales, solamente si se sitúa en el plano de conciencia de Kṛṣṇa”.
A menos que uno encuentre una ocupación superior, no podrá renunciar a su ocupación inferior. En el mundo material, todos estamos dedicados a las actividades ilusorias de la energía inferior, pero cuando se nos da la oportunidad de saborear las actividades de la energía superior que Kṛṣṇa ejecuta, olvidamos entonces todos nuestros placeres menores. Cuando Kṛṣṇa habla en el campo de batalla de Kurukṣetra, a la persona materialista le parece que es simplemente una plática entre dos amigos, pero en realidad es un río de néctar que fluye desde la boca de Śrī Kṛṣṇa. Arjuna dio recepción auditiva a esos sonidos, y así quedó libre de todas las ilusiones de los problemas materiales.

En el Duodécimo Canto de El Śrīmad-Bhāgavatam, Capítulo Tres, verso 15, se declara lo siguiente:
“Una persona que desea ingresar en el servicio devocional puro que se le presta al Señor Kṛṣṇa, a quien se alaba por medio de vibraciones de sonido trascendental, siempre debe oír hablar de Su glorificación y Sus virtudes trascendentales. Esto acabará sin duda alguna con todas las cosas poco propicias que haya en el corazón”.

El Néctar de la Devoción – Capítulo 10

Por Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda

Fundador y Actual Ācārya (maestro espiritual iniciador) del movimiento Hare Krishna
“Si me marcho, no hay causa de lamentación. Siempre estaré con ustedes a través de mis libros y mis ordenes. Siempre permaneceré con ustedes de esa forma.”

(Mayo 5, 1977)

Únete al grupo de WhatsApp del Templo Virtual para profundizar más sobre este y otros temas de Conciencia de Krishna 👉 https://chat.whatsapp.com/G1Zub96aJVJG5Um3BiJ0FU
Debajo encontrarás el horario de los programas matutinos y vespertinos de la semana en nuestro Templo Virtual Hare Krishna.

Bhaktin Tania

Aquel que Me ve en todas partes y que ve todo en Mí, Yo nunca lo pierdo a él, y él nunca me pierde a Mí.
BHAGAVAD - GITA. 6.30

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

ANTERIOR

Las seis divisiones de la rendición

SIGUIENTE

“Síntomas de amor del devoto”