La vida en otros planetas

Comenzar

Incluso en el Sol y en la Luna hay entidades vivientes. ¿Qué opinan los científicos de eso?

ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Incluso en el Sol y en la Luna hay entidades vivientes. ¿Qué opinan los científicos de eso?
SINGH: Ellos dicen que allá no hay vida.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Eso es una necedad. Allá sí hay vida.
SINGH: Ellos dicen que en la Luna no hay vida, pues ellos no encontraron ninguna clase de vida allá.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: ¿Por qué creen ellos eso? El planeta Luna está cubierto de polvo, pero las entidades vivientes pueden vivir dentro de ese polvo. Toda atmósfera es adecuada para la vida —cualquier atmósfera—. Por lo tanto, los Vedas describen a las entidades vivientes como sarva-gataḥ, que significa “que existe en todas las circunstancias”. La entidad viviente no es material. A pesar de estar enjaulada en un cuerpo material, no es material. Mas, cuando hablamos de diferentes atmósferas, nos referimos a diferentes condiciones materiales.
KARANDHARA: Ellos dicen que la atmósfera lunar no es adecuada para la vida, pero lo único que pueden decir legítimamente es que no es adecuada para la vida que ellos conocen.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Los Vedas dicen que la entidad viviente no tiene ninguna relación con las cosas materiales, No puede ser quemada, cortada, secada ni humedecida. Eso se discute en el Bhagavad-gītā.
SINGH: Los científicos extienden lo que conocen acerca de la vida de este planeta, pensando que también debe aplicarse a la vida de otros planetas.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Sí. Ellos están pensando ante todo en sí mismos. Están pensando de una manera limitada, en términos de sus propias circunstancias. Esto es lo que llamamos “la filosofía del Dr. Rana”. [Risas.]
Había una vez una rana que vivía en un pozo, y cuando una amiga le informó de la existencia del océano Atlántico, ella le preguntó a su amiga:
—¡Oh!, ¿qué es ese océano Atlántico?
—Es una vasta masa de agua —respondió su amiga.
—¿Cuán vasta? ¿Es el doble del tamaño de este pozo?
—¡Oh!, no, mucho más grande —respondió su amiga.
—¿Cuánto más grande? ¿Diez veces este tamaño?
Y así, la rana continuó calculando. Pero, de esa manera, ¿qué posibilidad hay de llegar alguna vez a entender la inmensidad del gran océano? Nuestras facultades, nuestra experiencia y nuestros poderes de especulación están siempre limitados. Las especulaciones de los científicos únicamente originan esa clase de filosofía de rana.
KARANDHARA: La base de lo que ellos llaman “integridad científica” consiste en hablar sólo acerca de lo que pueden experimentar directamente.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Usted puede que hable de su experiencia, y yo puede que hable de mi experiencia. Pero ¿por qué habría yo de aceptar su experiencia? Puede que usted sea un necio, así que, ¿por qué habría yo de convertirme también en un necio? Usted puede que sea una rana, pero supóngase que yo soy una ballena: ¿por qué habría yo de considerar que su pozo es lo supremo que existe? Usted tiene su método de adquirir conocimiento científico, y yo tengo el mío.
DR SINGH: Debido a que los científicos no han detectado agua en la superficie de la Luna, han concluido que ninguna clase de vida puede sobrevivir allí.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Ellos no han visto toda la superficie de la Luna. Supóngase que alguien llegara aquí de otro planeta, cayera en el desierto de Arabia, y luego regresara a casa. ¿Podría él llegar a la conclusión completa acerca de la naturaleza de toda la Tierra? Su conocimiento no sería completo.
KARANDHARA: Ellos tienen un dispositivo que percibe el agua. Dicen que lo hicieron dar vueltas alrededor de la Luna, y han concluido que la Luna no tiene agua y, por lo tanto, que ahí no hay vida.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Incluso si en un lugar —como en el Sol— aparentemente no hay agua, aun así, hay entidades vivientes que viven en él. ¿Cómo puede un cactus crecer en el desierto, aparentemente sin agua?
KARANDHARA: Recibe agua de la atmósfera.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Sí, debido a que la atmósfera contiene todos los elementos necesarios para mantener la vida: tierra, agua, fuego, aire y éter. En cualquier cosa material se encuentran presentes todos esos elementos. Por ejemplo, en mi cuerpo hay agua, si bien usted no puede verla. De manera similar, usted no ve el fuego que hay en mi cuerpo, si bien mi cuerpo está tibio. ¿De dónde proviene ese calor? Uno no ve ningún fuego. ¿Ve usted algún fuego que esté ardiendo en mi cuerpo? Entonces, ¿de dónde proviene ese calor? ¿Cuál es la respuesta?

La primera caminata parte 1

Conversación grabada el 18 de abril de 1973, en el parque Cheviot Hills de Los Ángeles.

Śrīla Prabhupāda está acompañado por el Dr. Thoudam Dāmodara Singh, Karandhara dāsa adhikārī, Brahmānanda Swami y otros discípulos.

Kṛṣṇa Kiśora dāsa

Every town & village, every mosque and church at the service of my Spiritual Master His Divine Grace A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Siguiente Historia

El universo que hay en el átomo