La Fuerza Viviente Individual

Comenzar

De igual manera, los microbios son también individuos; ellos tienen una conciencia individual. Si se están moviendo en una dirección, pero de una u otra forma quedan obstaculizados, piensan: “Voy a ir por el otro lado”. Tienen personalidad.

ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Los jardineros les suministran agua a árboles frondosos, así que, ¿por qué no le suministran agua a este árbol muerto y lo vuelven frondoso?
DR. SINGH: Ellos saben por experiencia que no crecerá.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Entonces, ¿cuál es el elemento que falta? Los científicos dicen que las sustancias químicas son la causa de la vida, pero todas las sustancias químicas que estaban presentes en el árbol cuando estaba vivo, aún están ahí. Y esas sustancias químicas están manteniendo las vidas de muchas entidades vivientes, tales como los microbios y los insectos. Así que ellos no pueden decir que falta la energía vital en el cuerpo del árbol. La energía vital está ahí.
DR. SINGH: Pero, ¿y la energía vital del propio árbol?
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Sí. Esa es la diferencia. La fuerza viviente es individual, y la entidad viviente particular e individual que constituía el árbol se ha ido. Eso es lo que debe ser, ya que todas las sustancias químicas necesarias para mantener la vida están aún ahí, más el árbol está muerto.
He aquí otro ejemplo. Supóngase que yo vivo en un apartamento y luego lo abandono. Me he ido, pero muchas otras entidades vivientes permanecen ahí: hormigas, arañas, etc. Así que no es verdad que simplemente porque yo haya dejado el apartamento, este ya no pueda alojar vida. Hay otras entidades vivientes que aún viven ahí. Lo único que ha ocurrido es que yo —un ser viviente individual— me he ido. Las sustancias químicas del árbol son como el apartamento: simplemente constituyen el medio ambiente en el que la fuerza individual —el alma— puede actuar. Y el alma es un individuo. De igual manera, los microbios son también individuos; ellos tienen una conciencia individual. Si se están moviendo en una dirección, pero de una u otra forma quedan obstaculizados, piensan: “Voy a ir por el otro lado”. Tienen personalidad.
KARANDHARA: Pero en un cuerpo muerto no hay personalidad.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Eso indica que el alma individual ha abandonado ese cuerpo. El alma se ha ido, y, por lo tanto, el árbol no crece.
DR. SINGH: Śrīla Prabhupāda, dentro del cuerpo vivo hay una cantidad innumerable de pequeñas entidades vivientes, pero el ser individual, dueño del cuerpo, también está viviendo ahí. ¿No es así?
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Sí. En mi cuerpo hay millones de entidades vivientes. En mis intestinos hay muchos gusanos. Si ellos se fortalecen, entonces se comerán todo lo que yo coma y yo no obtendré beneficio alguno de la comida. Por lo tanto, aquellas personas que están llenas de anquilostomas comen mucho pero no crecen. Se vuelven enjutos y delgados, y siempre tienen mucha hambre, debido a que esas pequeñas entidades vivientes se están comiendo su comida. Así que existen miles y millones de entidades vivientes en mi cuerpo —ellas son individuos, y yo soy un individuo— pero yo soy el propietario del cuerpo, tal como yo puedo ser el propietario de un jardín en el que residen muchos millones de entidades vivientes.
DISCÍPULO: Así que si yo como kṛṣṇa-prasāda [comida que ha sido ofrecida al señor Kṛṣṇa], ¿están también comiendo prasāda las entidades vivientes que hay en mi cuerpo?
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Sí, eres muy benévolo. [Ríe.] Estás comiendo kṛṣṇa-prasāda por el bien de otros.
KARANDHARA: Una obra de beneficio social.
ŚRĪLA PRABHUPĀDA: Sí, pero hay tantas cosas dentro de ti que ellas pueden comer, que no necesitas hacer un esfuerzo separado para alimentarlas.

La segunda caminata parte 6

Grabada el 19 de abril de 1973, en el parque Cheviot Hill de Los Ángeles.

Śrīla Prabhupāda está acompañado por el Dr. Thoudam Dāmodara Singh, Karandhara dāsa adhikārī, Brahmānanda Swami y otros discípulos.

Kṛṣṇa Kiśora dāsa

Every town & village, every mosque and church at the service of my Spiritual Master His Divine Grace A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Previa

La Diferencia Entre lo Vivo y lo Muerto