El alma transmigra de un cuerpo a otro

Comenzar
dehino ‘smin yathā dehe
kaumāraṁ yauvanaṁ jarā
tathā dehāntara-prāptir
dhīras tatra na muhyati
BG 2.13

Este es el problema en el momento presente. Las personas no están educadas sobre la fuerza vital de este cuerpo. Aquí, en el Bhagavad-gītā, se explica, dehī. Dehī significa el propietario de este cuerpo. Todos, no sólo el ser humano, sino también inferior a los seres humanos, todas las entidades vivientes… Hay 8.400.000 formas de entidades vivientes. Se llaman dehī. Dehī significa el propietario del cuerpo. El perro, el gato, el ser humano, el presidente, o más elevado o más bajo, hay diferentes especies de vida. Todos son el propietario del cuerpo. Eso lo podemos experimentar. Conoces todo acerca de los dolores y placeres de tu cuerpo. Yo sé lo que son los dolores y placeres del cuerpo. Así que este cuerpo ha sido dado a nosotros por la naturaleza material como nuestro campo de actividades. Con diferentes cuerpos, estamos actuando de manera diferente. No es que tus actividades y mis actividades son las mismas. Las actividades del perro y las actividades del hombre son diferentes porque el perro tiene un tipo diferente de cuerpo y yo he conseguido un tipo diferente de cuerpo. Cada uno de nosotros. Así que dehino ‘smin yathā dehe (BG 2.13). El dehī, la entidad viviente o la fuerza vital, está dentro de este cuerpo.

Así que el cuerpo está cambiando. Dehino ‘smin yathā dehe kaumāraṁ yauvanaṁ jarā (BG 2.13). Kaumāram significa infancia. Yauvanam significa juventud y jarā significa vejez, un cuerpo envejecido. Así que puedo recordar, soy un viejo, puedo recordar, tenía un cuerpo de niño, tenía un cuerpo de un hombre joven. Ahora tengo este cuerpo viejo. Así que, aunque el cuerpo de la infancia, el cuerpo de la juventud ya no existen, pero yo estoy existiendo. Eso es un hecho. Todo el mundo puede entender. Él tiene pasado, presente y futuro. Ustedes aquí presentes son todos muchachos y muchachas jóvenes. Así que tenían su cuerpo pasado de la infancia, de la niñez. Del mismo modo, tienen su cuerpo futuro. Eso está esperando. Yo lo tengo, ustedes están esperando. Así que pasado, futuro, pasado, presente y futuro, relativamente podemos entender en cualquier condición de vida. Por lo tanto, la conclusión es que cuando este cuerpo viejo que tengo ahora… Tengo setenta y siete años. Así que cuando este cuerpo se termine, voy a obtener otro cuerpo. Como lo he conseguido, de forma consecutiva, de la niñez a la adolescencia, de la adolescencia a la juventud, un cuerpo viejo, así que ¿por qué no un próximo cuerpo? Esta es una simple verdad, que la entidad viviente, o el alma, está transmigrando de un cuerpo a otro. Este es el principio básico de la comprensión espiritual. La fuerza vital del cuerpo es el alma espiritual. No es un arreglo mecánico de la materia. Los supuestos modernos científicos, creen que el cuerpo es una combinación de materia y, en cierta etapa, esta combinación de materia desarrolla síntomas de vida. Pero eso no es un hecho. Si se tratara de un hecho, entonces los científicos podrían fabricar con productos químicos un cuerpo vivo. Pero un científico incluso hasta la fecha no ha sido capaz de fabricar incluso el cuerpo de una hormiga, que decir de otros animales, más grandes.

Kṛṣṇa Kiśora dāsa

Every town & village, every mosque and church at the service of my Spiritual Master His Divine Grace A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Previa

En el momento de la muerte podemos permanecer aquí, o transferirnos al mundo espiritual

Siguiente Historia

En el estado condicionado también podemos ser felices