Este cuerpo es una bolsa de piel, hueso y sangre

Comenzar
3 mins read

Mis queridos muchachos y muchachas, muchas gracias por asistir a esta reunión. Estamos difundiendo este movimiento de conciencia de Kṛṣṇa porque hay una gran necesidad de este movimiento a través de todo el mundo, y el proceso es muy fácil. Esa es la ventaja. En primer lugar, traten de entender que es la plataforma trascendental. Hasta ahora, a lo que se refiere a nuestra vida condicionada, estamos en diferentes plataformas. Así que tenemos que estar en primer lugar en el plano trascendental. Luego está la cuestión de la meditación trascendental. En el Bhagavad-gītā, en el tercer capítulo, Encontrarás que tenemos diferentes estados de la vida condicionada. El primero es el parany indriyāṇi ahur…(BG 3.42). Sánscrito, indriyāṇi. Lo primero es la concepción corporal de la vida. Cada uno de nosotros en este mundo material, se encuentran bajo el concepto corporal de la vida. Estoy pensando hindú, «Soy hindú.» Estás pensando que eres americano. El pensamiento de alguien, «Soy de Rusia.» El pensamiento de alguien, «Soy alguien más.» Así que todos están pensando «yo soy este cuerpo.» Este es un estándar, o una plataforma. Esta plataforma se llama plataforma sensual porque tan pronto como estamos bajo la concepción corporal de la vida, creemos que la felicidad significa complacencia de los sentidos. Eso es todo. Felicidad significa complacencia de los sentidos, porque el cuerpo significa sentidos. Así indriyāṇi parāṇy āhur indriyebhyaḥ paraṁ manaḥ (BG 3.42). El Señor Kṛṣṇa dice que en el concepto material de la vida, o el concepto corporal de la vida, nuestros sentidos son muy prominentes. Eso está pasando en el momento presente. No en el momento presente; sino desde la creación de este mundo material. Esa es la enfermedad, que «yo soy este cuerpo.» Śrīmad- Bhāgavata dice que yasyātma-buddhiḥ kunape tri-dhatuke sva-dhīḥ kalatrādiṣu bhauma ijya-dhīḥ (SB 10.84.13), que «Cualquier persona que tiene el concepto de esta comprensión corporal, que «yo soy este cuerpo… » Ātma-buddhiḥ kuṇape tri-dhātu. Ātma-buddhiḥ significa el concepto de uno mismo en esta bolsa de piel y huesos. Esto es una bolsa. Este cuerpo es una bolsa de piel, huesos, sangre, orina, heces, y tantas cosas bonitas. ¿Lo ves? Pero estamos pensando que «yo soy esta bolsa de huesos, piel, heces y orina. Esa es nuestra belleza. Ese es nuestro todo.»

Hay muchas bellas historias… Por supuesto, nuestro tiempo es muy corto. Aún así, me gustaría narrar una historia corta, que un hombre, un joven, se sintió atraído por una muchacha hermosa. Así que la chica no estaba de acuerdo, y el muchacho era persistente. Así que en la India, por supuesto, las chicas, mantienen su castidad muy estrictamente. Así que la joven no estaba de acuerdo. Así que ella dijo: «Muy bien, estoy de acuerdo. Después de una semana tu vienes.» Ella lo citó, «Tal y tal fecha, tu vienes.» Así que el muchacho estaba muy contento. Y la joven tomó un purgante a lo largo de los siete días, y ella estaba moviendo su vientre, día y noche, y con vómitos, y ella guardaba todos esos vómitos y excrementos en una buena olla. Así que cuando llegó la hora señalada, el muchacho llegó, y la joven estaba sentada en la puerta. El muchacho preguntó, «¿Dónde está la joven?» Ella dijo, «Yo soy esa joven.» «No, no. Tu no eres. Eres tan fea. Era tan hermosa. Tu no eres esa chica.» «No, yo soy esa chica, pero ahora he separado mi belleza en una diferente olla.» «¿Qué es eso?» Ella mostró: «Esta es la belleza, este excremento y vómito. Este es el ingrediente.» En realidad cualquiera puede ser muy robusto o muy hermosa – si defecan durante tres o cuatro veces, todo cambia inmediatamente.

Así que mi punto es que, como se afirma en el Śrīmad-Bhāgavatam, que este concepto corporal de la vida no es muy optimista. Yasyātma-buddhiḥ kuṇape tri-dhātuke (SB 10.84.13).

A.C Bhaktivedanta Swami Prabhupāda
Lectura en la universidad de Northeaster – Boston, Abril 30, 1969

Kṛṣṇa Kiśora dāsa

Every town & village, every mosque and church at the service of my Spiritual Master His Divine Grace A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Siguiente Historia

La civilización del hombre loco